1 / 50
EPA1626. BORACAY (FILIPINAS), 19/10/2018.- Pescadores se preparan para faenar en la isla Boracay (Filipinas) el 16 de octubre de 2018. El agua cristalina y la arena blanca han recuperado su esplendor en la paradisiaca isla filipina de Boracay, destino turístico vetado al público por seis meses para frenar la expansión hotelera descontrolada, la contaminación y los vertidos al mar. Después de meses en los que fue una isla desierta, sin turistas y con los negocios cerrados, está semana se ha iniciado una apertura piloto con la llegada de más de un millar de visitantes filipinos para ensayar ante la inauguración oficial de la nueva Boracay el próximo 26 de octubre. EFE/ Mark R. Cristino

business

business